Como expertos en acuchillar parquet en Madrid Centro queremos diferenciar claramente entre suelo de madera y suelo laminado. Ten en cuenta que, aunque se trate de opciones similares, hay varias cuestiones que las separan.  


Cuando tenemos que elegir entre suelo laminado o de madera natural hemos de atender a diferentes aspectos. Se trata de sopesar con calma las ventajas e inconvenientes de cada alternativa y pensar por ejemplo en el presupuesto que tenemos a nuestra disposición. En Woodmagik te recordamos que la principal diferencia entre ambas es evidente. En un caso se trata de un material natural y en el otro de uno artificial. El suelo laminado es una especie de imitación del parquet de madera natural. Lo habitual es que el suelo laminado esté hecho a base de fibras de madera prensada de alta densidad (HDF). Después se coloca un papel decorador imitador de la madera y acto seguido una capa de resinas para endurecer la superficie. 


Como profesionales de las tareas de acuchillar el parquet en Madrid Centro te recordamos que estas superficies ofrecen una gran resistencia al desgaste y también a las quemaduras. A pesar de todo lo anterior, ambos suelos, naturales y sintéticos, se desgastan con el paso del tiempo y obviamente con el uso. Por eso mismo, tienes que recordar que el sintético se puede reponer, pero que el natural hay que acuchillarlo de vez en cuando. Según el grosor, se incide más o menos. Acuchillar es lijar la capa superficial de la madera para eliminar el antiguo barniz y la suciedad incrustada en los poros de la madera.