Beneficios de la tarima flotante

Beneficios de la tarima flotante

Instalar una tarima flotante en Boadilla del Monte es, sin lugar a dudas, una opción de éxito ante una pregunta complicada: ¿qué suelo es el adecuado para mi vivienda? En este artículo te hablamos de algunas ventajas de optar por esta opción.

La tarima flotante en Boadilla del Monte es la más demandada en el mercado en los últimos años. Una de las ventajas es que su instalación no requiere obras, como si sucede si optamos, por ejemplo, por un suelo de baldosas. La tarima flotante no necesita ser clavada ni adherida. Las tablas se unen entre ellas por medio de un sistema de clic o machihembrado, lo que también acelera mucho su proceso de instalación. Esto, como es obvio, abarata enormemente los costes de su instalación.

A su vez, una tarima flotante va a dar siempre un aspecto moderno al suelo de tu casa y, además, es particularmente resistente. Suele estar compuesta de tres paneles de madera noble de unos 3 a 4 milímetros de espesor, que ya vienen barnizados o aceitados de fábrica con un secado ultravioleta. Eso sí, hay que tener cuidado de no instalar la tarima en lugares con mucha humedad. Ya conocemos la incompatibilidad de la madera y el agua.

Una vez instalada la tarima flotante apenas hay que llevar a cabo labores de mantenimiento. Si es conveniente que, para que esté como nueva, de vez en cuando se acuda a profesionales como Woodmagik, donde ofrecemos servicios de lijado y barnizado, así como muchísimos tipos de tarimas, tanto para interior como para exterior.

haz clic para copiar mailmail copiado